Ley de la Vida

//Ley de la Vida

Ley de la Vida

Como decía Einstein: ” El Creador no juega a los dados” 

Pues bien, el Universo esta regido por una serie de leyes que sostienen el funcionamiento y organización de este para que haya un equilibrio, a pesar de que el humano piense lo contrario, no son mas que pensamientos influenciados por muchas variantes relacionadas con lo que hablaba en los dos anteriores artículos.

Ahora, voy a centrarme en la Ley de causa y efecto que es la que nos impide salir de nuestra rutina insatisfactoria en equilibrio o ” área de confort”. En esta ley el alma que vive la experiencia a través del cuerpo físico esta sometida al aprendizaje de sus lecciones de vida de esta o de otras encarnaciones según su avance y crecimiento hacia su misión de vida.

¿Qué sucede cuando estamos influenciados por esta ley?

En esta Ley sentimos que el mundo va en contra nuestra, que todo nos sucede a nosotros, culpamos a los demás de lo que nos pasa en la vida, enjuiciamos a todo y todos, estamos en modo víctima y de queja constante, andamos cabizbajos, enfadados y pesimistas, estamos cerrados a nuestras costumbres, nuestra vida transcurre en una repetición continua de situaciones, nos identificamos a cada momento con el exterior, nuestra mente no para de pensar, tenemos ansiedad y estrés, no nos detenemos y vamos deprisa sin conciencia, estamos muy influenciados por lo emocional, no escuchamos las opiniones de los demás, nos creemos el ombligo del mundo, no entendemos que toda experiencia tiene un por y un para que…

Volvamos a la frase de Einstein…que esta repleta de sabiduría!  Entonces, si todo en el Universo es energía, digamos que cada ley universal vibra a una frecuencia diferente. Si partimos de esta premisa, cada uno de nosotros estaremos influenciados por una ley u otra según el nivel vibratorio y por lo tanto nivel evolutivo.

Así pues, para salir del influjo de la ley de Causa y Efecto uno tiene que elevar su vibración (conciencia) a base de experiencias que le hagan aprender sus lecciones de vida para elevar su frecuencia y entrar en el influjo de la Ley de Crecimiento y Evolución, que es la Ley de la Vida!

¿Qué es lo que necesitamos para pasar a la Ley de Crecimiento y Evolución?

Si utilizamos una analogía y por un momento imaginaramos que somos boomerangs, este cuando se lanza coge cierta velocidad pero en un momento dado regresa de nuevo al punto de partida. Este no llega alcanzar la energía y fuerza suficiente para seguir avanzando en su camino …si adaptamos esto a traspasar esa malla imaginaria que nos separa de ser influenciados por la Ley de crecimiento y evolución, podemos llegar a coincidir de que se necesita de mucha constancia, determinación, motivación, fuerza, voluntad, escucha interior…para traspasar esa malla y abrirse al cambio hacia la expansión del Ser ilimitado que somos!

Abre tu mente y tu corazón y sonríe a la Vida!

Susana Martínez Notario

2017-12-05T13:05:36+00:00 02 / 11 / 2017|Reflexiones|